Admisiones

 

 

Thomas Giblin, antiguo profesor de Historia y Economia de la Philips Academy Exeter, consultor de The Georgian Manor House

No hay que ser antiguo profesor en la Philips Academy Exeter para saber que el comité de admisiones de colegios de este tipo busca alumnos de “A1” y con especiales dotes para el razonamiento y la escritura. La razón no es otra que asegurarse de que estos puedan seguir sin problemas los intensos programas académicos que el colegio ofrece y garantizarles la entrada a una universidad de elite - recordemos que en la Philips un numero importante de alumnos accede cada año a una Ivy League-. Sin embargo, no todo se queda en la parte académica, Philips Academy al igual que las grandes universidades Americanas buscan estudiantes excepcionales, es decir fuera de lo común. 

Cuando The Georgian Manor House se enfrenta con sus alumnos al engorroso proceso de aplicación, habrán 3 factores claves del que dependerá su entrada. Estos son:1) el conjunto del currículum del estudiante, 2) el essay (redacción) y 3) la entrevista. El presente artículo abordará cada una de estas áreas en detalle. 

1. El conjunto del curriculum:

Con la liberación y crecimiento de los mercados asiáticos y en particular India y China, la clase media está adquiriendo un poder adquisitivo importante. Lo que quiere decir que ahora el estudiante asiático que antes no podía económicamente acceder a una educación en el extranjero de élite, ahora si puede. Tan sólo un incremento de un 1% en los candidatos del mercado asiático ha implicado cerca de millones de aplicaciones nuevas que antes las universidades no recibían, ni debían gestionar. Este efecto ha llevado a las universidades y escuelas a adoptar dos importantes medidas: 1) Restringir el número de estudiantes por nacionalidad a un limite determinado y 2) Subir los requerimientos de entrada considerablemente, lo que quiere decir, por ejemplo en U.K., que si antiguamente en algunas carreras se podía acceder con un par de “Bs” (notables) ahora piden todo “As” (sobresalientes) y aún así la entrada no está para nada garantizada. Frente a esta dura competición y teniendo en cuenta la alta capacidad de trabajo de las culturas de origen confuciano dónde el “todo As” se ha convertido en regla general, los comités de admisiones buscan perfiles que no sólo sean capaces de soportar un alto nivel académico, si no que aporten algo distinto a su institución, una diferenciación.

 Esto puede ser desde un nivel alto de habilidad académica o deportiva en un área en concreto o si no: capacidades de liderazgo, alto nivel de iniciativa, espíritu emprendedor, capacidad creativa y pasión/ motivación. Pero esto no se demuestra con palabras si no con hechos, es decir con un currículum amplio y variado.

 Por eso es fundamental empezar cuanto antes a construir un buen currículum e ir forjando un perfil equilibrado en el alumno, desarrollando por un lado sus habilidades innatas, que van a hacer que su rendimiento sea superior a la media y por otro, mejorando las áreas en las que muestra dificultad. Por ejemplo; según las características del interesado aconsejaremos: idiomas, sistemas académicos determinados, preparación de exámenes específicos, competiciones/ concursos a nivel local o internacional, actividades extra-curriculares, summer schools, programas pre-universitarios, cursos especializados, programas de servicio a la comunidad/voluntariado, programas en organizaciones internacionales o gubernamentales, deportes o incluso prácticas. 

2. El essay (redacción):

La segunda etapa de este proceso va a ser el essay. Según la edad que se tenga, el alumno debe de escribir, a mano – pues hasta la letra se evalúa psicológicamente-, cerca de 200-400 palabras respondiendo a las siguientes preguntas dependiendo de la edad:

» Preguntas tipo. De 14 a 16 años de edad: 

• Habla de algo que hayas aprendido por ti mismo. 

• Cuéntanos algo sobre el barrio dónde vives y como este ha moldeado tu forma de ser. 

• Describe un momento en el que hayas tenido que enfrentarte a un gran desafío y/o hayas tenido éxito en algo que hayas emprendido. 

• Describe un tema o actividad que te apasione. 

 

» Preguntas tipo. De 16 a 18 años de edad: 

• Construya una lista de objetivos que hayas establecido para ti mismo, y los esfuerzos que debes realizar para conseguirlos. 

• Describe tus intereses y cómo has desarrollado conocimiento en estas áreas o materias. 

• Háblanos de una situación en la que hayas demostrado habili dades de liderazgo, influenciado a terceros, ayudado a resolver un conflicto o contribuido a los esfuerzos de un grupo para realizar algo.

 • Describe un tema o actividad que te apasione.

A la hora de guiar a nuestros estudiantes en la realización del essay, en TGMH les solemos pedir que prueben con hechos y no con palabras sus habilidades seleccionando determinados ejemplos en su pasado. Todo esto siempre manteniendo una voz original, fresca y auténtica, ya que una redacción claramente influenciada por un adulto y/o excesivamente pulcra, puede descalificar a un alumno de inmediato.

Generalmente, esta redacción se suele completar con otra redactada por los padres en la que deben describir los puntos fuertes y débiles de su hijo/a, tanto a nivel personal como académico. También tienen que hablar de como piensan que su hijo se adaptará a la vida fuera de casa, en un dormitorio, y otra serie de cosas que ellos crean que el colegio deba considerar.

 3. La entrevista:

La tercera etapa será organizar una entrevista para el alumno. Esto lo solemos hacer en The Georgian Manor House o en el mismo campus, aunque a veces se ha hecho a distancia. La entrevista suele durar alrededor de una hora y puede ser con el director, personal de admisiones o un exalumno del centro. En el caso de universidades como Oxford, Cambridge o similares, solemos completar este proceso preparando a nuestros estudiantes de manera intensiva, unos días antes, en nuestro centro de Cambridge.

Cuando entrenamos a nuestros alumnos para este proceso uno de los múltiples consejos que solemos dar es que el alumno hable de manera genuina, directa y creativa. Algo que por ejemplo puede ser un problema para culturas Asiáticas dónde la necesidad de “encajar” y de responder lo que se cree que el comité de admisiones está buscando, puede jugar bastante su en contra. 

UNA VEZ DENTRO DE LA PHILIPS… 

¿Quién forma parte de ese porcentaje que entra en las Ivy League? 

En mis años en Philips Exeter podría distinguir una serie de características que muchos alumnos que luego accedieron a carreras brillantes tuvieron en común. 

• Primero, una fuerte motivación. Esta es una energía esencial para poder completar con éxito el intenso programa académico. 

• Segundo, forjar un fuerte lazo con uno o más miembros de la comunidad académica, que como mentor/es le guían sus pasos. 

• Tercero, la excelencia en una materia específica, ya sea en las artes, ciencias, o deportes. 

Thomas Giblin y Alonso de Gregorio