Support Center to achieve Curricular Excellency

“EL ENFOQUE CORRECTO”

 Aplicar a una universidad o colegio de ranking puede ser toda una odisea. Entre cartas de recomendación, convalidación de títulos, exámenes de entrada, entrevistas e interminables formularios se le quitan las ganas a uno hasta de salir fuera. Todo esto sin contar una parte fundamental de estos procesos, y que tiende a dejarse siempre hasta el final: los famosos essays (redacciones). 

Los essays  desvelan a admisiones que tipo de estudiantes seremos al integrar la institución y pueden, en muchos casos, ser la última palabra de la que dependa nuestra entrada en una escuela o universidad. Dependiendo de la escuela, se pueden pedir uno, dos, o todo un set de preguntas “open ended” (abiertas), en los que se invita al candidato a presentarse hablando un poco más o menos de lo que le dé la gana, sin pauta alguna. 

Lo primero que nos viene a la mente al enfrentarnos a una página en blanco es “como puedo presentarme de manera que mi perfil pueda seducir al comité admisiones”. A partir de allí toda una retahíla de frases hechas sobre liderazgo, espíritu de equipo y resolución de problemas aparecen en nuestra mente, la batalla será a partir de ahí de cómo relacionarlas con nuestro pasado y nuestras vivencias para ordenarlas de manera lo más coherente posible. Esto es un error. Aunque estas cualidades deberían de estar presentes, nuestra redacción correrá el riesgo de perderse entre una montaña de essays sin oficio ni beneficio.  Es cierto, al abordar un essay de este tipo el enfoque no debe ser: “como puedo maquillarme para agradar al comité de admisiones” si no darle la vuelta, y preguntarse: qué es lo que ellos me pueden aportar a mí para conseguir mis objetivos en el futuro. Por qué quiero cursar mis estudios aquí y no en otro lugar.

Debemos recordar que este proceso se trata de una  transacción en la que se está adquiriendo un servicio, y en la que dos partes, por un lado la universidad a través de múltiples pruebas, y por el otro el estudiante a través de la búsqueda de información, están intentando averiguar si el intercambio es realmente beneficioso para ambos o no lo es. Este enfoque no sólo nos ayudará a tomar la decisión correcta, si no a dar una imagen de estudiante maduro, honesto, organizado, con una meta clara en la vida y sobretodo qué no hace perder el tiempo al personal de admisiones obligándole a interpretar claves y leer entre líneas. 

Hay tres preguntas que uno debe formularse antes de empezar un essay y que deben formar el tronco o la base de este.

 

1. Cuáles son mis objetivos a largo plazo, mi meta.

Lo que recomendamos siempre a nuestros alumnos antes de empezar, es que se proyecten 10 años más adelante y visualicen dónde querrían estar y que actividad les gustaría estar desempeñando (si todas las circunstancias se dieran). 

 

2. En base a estos objetivos que formación académica me puede dar las herramientas necesarias para que yo pueda conseguir mis objetivos.

En el caso de un colegio, por ejemplo: “me interesa la formación científica para poder acceder más adelante a estudiar un carrera relacionada con las energías renovables, ya que mi vocación desde pequeño es la preservación del medio ambiente ”. Es fundamental en este punto hablar de los principios éticos sobre los que se rigen nuestras decisiones y su impacto en el escenario que nos rodea (que cosas positivas pueden tener en el entorno, sociedad, etc.). 

 

3. Porque esta institución y no otra (me puede ayudar a conseguir lo que quiero…)

¡Y atención! un simple; “porque es la número 3 en el ranking del Reino Unido” o “porque quiero conseguir un buen trabajo con un salario alto” no va a jugar para nada a nuestro favor. Esto puede ser 1) por un profesorado específico, por ejemplo, cuyos métodos de enseñanza son especiales/innovadores, o en el caso de las universidades, con una formación/experiencia específica en la materia que queremos estudiar. En el caso de la economía: un profesor que haya formado parte de una administración de estado con cuyas políticas nos sentamos identificados o en el caso de las ciencias: investigaciones en determinados campos que hayan dado resultados inesperados. 2) los logros, proyectos, premios de la institución. En el caso de un colegio, si se han conseguido galardones o se destaca en ciertos campos (deportes / ciencias / artes). En el caso de las universidades: proyectos de investigación o publicaciones que se hayan llevado a cabo en la universidad y que sean de particular relevancia para lo que nosotros queremos hacer. 3) En el caso de EEUU, los deportes jugarán un rol importante. Por ejemplo: hablar de una pasión por un deporte en concreto y un determinado equipo de la universidad que compita a nivel nacional y que haya obtenido determinados premios. 4) En según que casos, las instalaciones. Por ejemplo un estudio de arte, teatro, laboratorio o instituto dónde se puedan llevar a cabo actividades que no se pudieran realizar en ningún otro sitio.

Abordar un/os essay/s de esta manera, nos ayudará no sólo a ordenar nuestra mente (fundamental a la hora de presentarnos o justificar lo que hemos escrito a la hora de la entrevista), sino también a atravesar este obstáculo con facilidad dando una muy buena imagen al comité de admisiones.

 

El Director de Estudios de The Georgian Manor House